organización y eficacia de Viajes Freya

Mi resumen del viaje es la perfecta organización y eficacia de Viajes Freya.

Nos pusimos en contacto con viajes Freya para que nos ayudara a hacer realidad el viaje de nuestros sueños por la costa oeste de EEUU finalizando en Cuba.

Habíamos visto infinidad de vídeos de cómo organizar un viaje de estas características. Pero enseguida nos dimos cuenta de la complejidad que conllevaba  planificar esta aventura y que nos llevaría a conocer los estados de California, Nevada, Utah y Arizona, pasando por La Habana y finalizando nuestro viaje en las blancas playas de Varadero.

Costa Oeste de EEUU

Comenzamos nuestro viaje en Madrid y volamos hasta la ciudad de Los Ángeles.

Allí recogimos el coche que Beatriz, de viajes Freya, nos había reservado.

Es la mejor  forma de visitar todos los parques naturales y rincones mágicos que nos deparaba este viaje.

Estuvimos en Los Ángeles dos días, fue perfecto, pudimos descansar y visitar lugares como el paseo de la fama, Hollywood, Rodeo Drive, el mítico barrio de Beverly Hills o la playa de Venice Beach, entre otros. Esta se encuentra a  cuarenta y cinco minutos de Los Ángeles. Una maravilla coger unas bicicletas y pasear por su paseo viendo a sus habitantes practicando deporte. 

Dejamos Los Ángeles y nos dirigimos a visitar el Parque nacional del  Gran Cañón, en Arizona. Aunque paramos en el desierto de Mojave de camino. El cuál recorrimos a pie, la travesía fue difícil, pero eso quedó olvidado una vez estuvimos arriba. Donde lo único que se escuchaba era el viento rompiendo en las cumbres mientras arrastraba la arena.

Contratamos un coche grande, para poder disfrutar de las rutas  e ir más cómodos, algo muy importante.                                     

Llegamos al Parque nacional del Gran Cañón. Inmensidad, esa es nuestra descripción más exacta.  Allí pudimos descansar en un hotel que reunía la esencia de la zona, además de estar perfectamente equipado. 

Pedimos a Beatriz que los alojamientos tuvieran gimnasio y así fue, pudimos estar de vacaciones sin perder nuestra rutina deportiva.

También visitamos el conocido Cañón del Colorado, que es una  escarpada garganta excavada por el río Colorado.

Nos dirigimos a Glen Canyon donde visitamos Lower Antilopee Canyon, situado en  Page, una pequeña ciudad  al norte de Arizona.

Está ubicado en una reserva de indígenas navajos. De hecho, las visitas de este cañón han de hacerse con un guía navajo.

Se trata de una formación geológica que se ha ido formando debido a la erosión del agua durante miles y miles de años.

Salimos de Page y nos dirigimos a Monument Valley,  gran depresión situada en la frontera de Utah con Arizona. Es muy famoso por sus curiosas formaciones rocosas y por ser el escenario de innumerables películas. Espectacular.

De camino a Las Vegas, paramos en Bryce Canyon, una extensa reserva del sur de Utah, célebre por sus formaciones rocosas de color rojo en forma de chimeneas de hadas.

Al llegar a Las Vegas, nos hospedamos en el hotel Mandalay Bay, conocido por su playa artificial. Como disponíamos de muy poco tiempo, Beatriz nos aconsejó hacer un tour en el que nos enseñaran lo más relevante de la ciudad. Lugar por cierto, que merece ser visitado aunque sea una vez en la vida.

Salimos de Las Vegas para dirigirnos a visitar Death Valley, en el sur de California. Uno de los lugares más calurosos del mundo y que se encuentra a cincuenta metros bajo el nivel del mar.

Allí dormimos en un rancho adaptado como hotel, ya que cuando hablamos con Viajes Freya, le recalcamos la importancia de que nuestro viaje fuera lo más típico americano posible. Tengo que destacar sus noches con millones de estrellas.

Seguimos con nuestro  viaje dando un giro paisajístico increíble.

Pasamos de zonas desérticas a bosques de árboles gigantes, naturaleza en estado puro.

Visitamos el PN de las Secuoyas, donde se encuentran los árboles más grandes y antiguos que existen de esta especie.

Aquí pudimos ver osos y otros animales en su hábitat,  totalmente impresionante.     

Desde aquí salimos hacia Yosemite, allí disfrutamos de sus grandes cascadas naturales y sus valles.

Nuestro último destino en EEUU fue San Francisco, una ciudad con encanto.

Destacar el  famoso Golden Gate y de sus muelles plagados de leones marinos.

Cuba 

Después de casi 4000 kilómetros de ruta en coche, decidimos ir a descansar a Cuba, donde visitamos La Habana y terminamos la aventura en Varadero.

Lo que puedo destacar de nuestro viaje es la organización y eficacia de Viajes Freya.

Veinticinco días de movimiento continuo e innumerables hospedajes perfectamente ubicados, muy cerca de nuestros destinos.

Nos gustaría agradecer a Viajes Freya y a Beatriz su pro actividad y preocupación continua en todo momento para que estuviésemos lo más cómodos posible y todo saliera perfecto. 

Si quieres hacer un viaje como el de Sergio y Rebeca contacta con Viajes Freya.

Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *